La Compasión. ¿Una nueva ciencia?

La compasión, es decir, el poder desarrollar una especie de empatía emocional con los otros y con uno mismo, asociada a la necesidad de ayudar a aliviar el sufrimiento del otro o de uno mismo, es uno de los pilares asociados al Mindfulness de mayor peso y con un entorno o dimensión absolutamente propia.

La compasión se practica, en forma automática y/o voluntaria… dice el refrán que aquel corazón que se pone duro, una y otra vez, termina endureciendose casi como una piedra…

La pregunta es: ¿por qué? ¿Acaso algunos nacen con compasión y otros sin esta capacidad?En realidad no lo creo. Lo que si creo es que cada ser nace en la compasión, en la empatía en el afecto primario en el mismo acto de nacer, pero después según transcurra su vid, se endurece en más o en menos…

Yo creo que todos nacemos con el potencial de brindar comprensión, empatía, afecto y compasión… el tema es que muchas veces no las recibimos de nuestro entorno inmediato, de nuestros padres, curadores o quienes están a nuestro cuidado. Tal vez no las recibimos como lo necesitamos personalmente o nos es poco. Tal vez , además, recibimos algunas veces los opuestos de estos ingredientes para generar la sensación y estado de seguridad que necesitamos cuando somos bebes y niños.

Entonces? Entonces no somos capaces de poder brindar todo esto tan fácilmente, no somos capaces de dar lo que no pudimos recibir y debemos aprenderlo y practicarlo ya mas de adultos. Esto es bastante frecuente, esta situación es frecuente. Cuando se estudian los estilos de apego o crianza (ya lo veremos más adelante en otra publicación), las dos terceras partes de los seres humanos hemos tenido estilos de apego con nuestra familia que han sido inseguros o generadores de inseguridades en nosotros en algunos aspectos y esto después nos socava parte de nuestra estima, capacidad de dar y recibir afecto  y compasión. La siguiente lámina nos introduce a la autocompasión/compasión desde la óptica del mindfulness.

compasion

En un próximo post analizaremos el cuadro comparativo entre autoestima y autocompasión.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s